Un año más llega el frío, las primeras lluvias y cuando menos esperemos esos días de nieve tan inesperados que se pueden convertir en todo un peligro en la carretera si no estamos preparados. Pero no es cuestión de quedarse helado y dejar de viajar por ello, simplemente sigue los 8 consejos que ahora te vamos a dar y piensa que si conducimos en días de niebla de forma más frecuente también podemos conducir con nieve o hielo en la carretera sin tener ningún susto.

Consejos para conducir en la nieve de forma segura

Pues a parte de sacar el calcetín de lana para el pie derecho, atento a los siguientes útiles consejos para conducir con nieve e hielo en la carretera y extremar las precauciones lo máximo posible:

1. Usa correctamente los frenos

Los movimientos bruscos nunca fueron grandes aliados, todo lo contrario son los principales enemigos del hielo. Por ello lo recomendable es reducir la velocidad de manera progresiva antes de llegar a la zona congelada y evitar pisar el freno o acelerador bruscamente buscando que el coche se deslice sobre la placa.

2. Conduce suave y con cautela

Este es el consejo principal para conducir con nieve en la carretera y no es más que tener delicadeza al volante para tener en todo momento control sobre el coche.

Si ya quieres seguridad máxima, las cadenas y los neumáticos de invierno son los grandes aliados en esta temporada del año, llévalas siempre en el coche por lo que pueda pasar y si no sabes cómo poner cadenas de nieve, te ponemos al día por aquí.como conducir con nieve

3. Acelera despacio y de forma moderada

No se si sabes que sobre el hielo los neumáticos tardan en adherirse a la calzada, así que si se pisa el acelerador muy rápido o de forma brusca, éstos sólo girarán sobre ella pudiendo provocar que perdamos el control.

4. Utiliza las marchas largas

En relación al consejo anterior, para conducir en nieve o hielo en la carretera de forma más segura es ideal el uso de las marchas largas, ya que con las marchas cortas los neumáticos giran bruscamente y es más fácil patinar y salirse de la vía.

5. Atento a las zonas más peligrosas

Debes estar muy atento ya que el hielo no siempre se ve, así que en zonas oscuras y sombrías debes llevar cuatros ojos puestos sobre la carretera. Por cierto, sabemos que el hielo aparece a 0 grados, pero el gran problema es que una vez creado puede mantenerse bastante incluso hasta cuando el termómetro suba 3 o 4 grados.

6. Cuidado con el límite de velocidad

Sin prisa pero sin pausa, pues esto mismo es ideal que lo apliques a la hora de coger el volante, ya que más vale ir despacio pero mucho más seguro, atravesar zonas heladas a alta velocidad es arriesgarse a perder el control.

7. Evita las rodaduras de los otros vehículos

En este detalle lo mismo ni te habías fijado pero no es ninguna tontería como consejo para conducir con nieve en la carretera, tratar de esquivar las rodaduras que dejan otro vehículos aunque hayan pasado bastante tiempo antes que tú, propiciando la producción de placas de hielo en dicha zona.

8. Mantén la calma

Primordial, al volante trata de estar tranquilo y no perder los nervios ante cualquier situación imprevista o en este caso más concreto por un derrape debido al hielo o nieve en la carretera. Si esto pasa es conveniente evitar movimientos de volante, acelerones o frenazos. Si sentimos que el coche se desliza es cuestión de segundos para que vuelva a recuperar la estabilidad y agarrarse a la carretera haciéndose de nuevo con el control total del vehículo.

Y como última recomendación de Autoescuelas Ruta 7 a la hora de conducir con hielo y nieve en la carretera, mucha precaución en zonas sombrías, puertos de montaña y túneles, las placas de hielo tardan mucho más en desaparecer. No dejes de viajar este invierno pero siempre con precaución.