Se acerca el examen práctico y todo parece perfecto. Conoces todas las señales, ya no tienes problemas con los pedales y hasta has cogido el hábito de mirar frecuentemente por los espejos retrovisores. Sin embargo llega la hora de aparcar y te entran las dudas de si lo harás a la primera durante el examen. Si te has preparado en una de nuestras autoescuelas Ruta7, sabemos que será coser y cantar, pero solo por si acaso y para todos aquellos que no quieran tener problemas a la hora de estacionar su vehículo, te vamos a explicar cómo aparcar en el examen de conducir correctamente.

Cómo aparcar según el tipo de aparcamiento

En el examen práctico de conducir existen varios tipos de aparcamientos. Por ello, para aprender a aparcar correctamente en el examen, primero debes de saber los secretos de cada uno de ellos.

Cómo aparcar en línea durante el examen

Para aparcar en línea durante el examen de conducir, primero debes señalizar con el intermitente hacia qué dirección vas a realizar el aparcamiento y colocarte paralelamente al vehículo que se encuentre delante, tomando como referencia el espejo retrovisor. Procura que la distancia entre los laterales de ambos coches sea aproximadamente de 1 metro de distancia.
Señaliza con el intermitente correspondiente el lado hacia el que vas a aparcar – por ejemplo, el derecho si vas a estacionar en la derecha – y sitúa el coche en paralelo al vehículo que está aparcado delante del hueco a una distancia aproximada de un metro y haciendo coincidir los espejos retrovisores.

Ahora empieza a moverte marcha atrás en línea recta hasta que a través de la ventanilla visualices las esquina trasera izquierda del coche trasero. Llegados a este punto, gira el volante en la dirección en la que se encuentre el aparcamiento y continua marcha atrás hasta que en el retrovisor del lado del aparcamiento coincida con la parte final del coche situado delante.

El coche debe de estar en un grado cercano a 45º. Ahora giramos el volante en dirección contraria al aparcamiento y continua marcha atrás hasta que el coche esté dentro completamente del aparcamiento ¡Pero ojo! Ten cuidado de no chocar con el coche de atrás. Una vez dentro, lo único que queda por hacer es cuadrarlo con cuidado hasta que quede listo.

Cómo aparcar en paralelo durante el examen

Para aparcar en paralelo tanto en el examen de conducir como después, debes de señalizar hacia donde vas a realizar el aparcamiento y colocarte perpendicularmente a los coches que ya estén aparcados, a una distancia de un metro. Procura que tu parachoques trasero quede a la misma altura que el vehículo aparcado más cercano al aparcamiento.
Gira completamente el volante hacia la dirección del aparcamiento y prosigue marcha atrás con cuidado. Ve ajustando la dirección del volante para conseguir que tu coche quede lo más recto posible. Si crees que vas a colisionar, saca un poco el coche y termina de cuadrarlo para que el aparcamiento sea perfecto.

aparcar en batería

Cómo aparcar en oblicuo durante el examen

Este tipo de aparcamiento es posiblemente el más sencillo y el preferido por los estudiantes a la hora de realizarlo. Como siempre en este tipo de maniobras, señaliza en la dirección en la que vas a aparcar. Aproxímate a una velocidad moderada y cuando el retrovisor del lado del aparcamiento se encuentre a la par del vehículo aparcado, comienza a girar con cuidado de no rozar ninguno de los coches de alrededor hasta que el vehículo el coche se encuentre dentro del aparcamiento. Como siempre, intenta cuadrarlo en el caso de que no se haya quedado muy centrado.

Tips para aparcar en el examen a la primera

Te contamos algunos consejos o tips a la hora de aparcar en el examen de conducir, con el objetivo de que aparques a la primera y no tengas ningún fallo.

  • Escoge un aparcamiento sencillo: Si el primer aparcamiento consideras que puede resultar complicado, busca otro donde aparcar sea más sencillo, siempre que la situación lo permita.
  • Aprende y practica la técnica para aparcar según el tipo de aparcamiento: Como ya has podido comprobar, cada aparcamiento tiene su técnica. Para que no tengas problemas durante el examen, aprende y practica cada una de ellas.
  • Observa tu alrededor: Puede parecer una obviedad, pero tener controlado todo tu alrededor te da una gran ventaja a la hora de aparcar, además de que te ayudará a anticipar imprevistos como aproximaciones de otros vehículos durante tu estacionamiento.
  • Confia en ti mismo: Seguramente sea el mejor consejo que podamos darte durante el examen. Muchas veces nuestra cabeza nos juega malas pasadas y hace que cometamos errores que durante las clases nunca comentemos. Por eso confía en ti y deja los nervios a un lado, has practicado mucho y controlas la técnica, el examen va a salir bien.
  • Comprueba el lugar de estacionamiento:
    Tal vez con los nervios no lo hayas comprobado, pero siempre debes de aparcar en lugares habilitados para ello. Si no sabes que lugares son estos, te recomendamos que le eches un vistazo a esta entrada de blog para conocer donde se puede aparcar en la vía pública.

Ya conoces todos los tipos de aparcamientos y los mejores consejos para conseguir un estacionamiento perfecto. Pero si eres de Málaga y no quieres tener ningún problema a la hora de aparcar correctamente en el examen de conducir, lo mejor es que te apuntes a cualquiera de nuestras autoescuelas. Y si no ya sabes, mucha precaución y ¡A practicar!